Los niños de poscomunión de las parroquias de Almagro han preparado junto a sus catequistas cartas decoradas y alegres  a sus amigos del Centro Social Miguelito de Quito – Ecuador.

20150317_103211

En las cartas los niños almagreños les cuentan lo que les gusta hacer en la catequesis y en su tiempo libre. Por supuesto que no faltan las palabras de cariño, los dibujos, los colores vivos, las flores, los corazones, las estrellas  y el  deseo sincero de que los niños ecuatorianos se encuentren bien y felices.
De esta manera, se produce un nuevo y mágico contacto entre los niños de dos países muy lejanos, pero con algo muy grande en común: ser DISCIPULOS de JESUS.
 La voluntaria de Caritas, Pepa Nieto, llevará en su maleta hasta Quito todo el cariño y el trabajo de los niños y de sus catequistas.
Anuncios