Este viernes 18 de diciembre a las 18,30 h., la Asociación Diocesana de Escultismo de Ciudad Real en colaboración con la Delegación Pastoral de Juventud entregó en la catedral de Ciudad Real la Luz de la Paz de Belén, que este año, se ofrece bajo el lema “Luz en mi sendero”.

La celebración en la catedral consistió en una oración en la que  se repartió la luz a todos las parroquias, congregaciones, movimientos o grupos que así lo desearon.

IMG-20151219-WA0000

Un grupo de Jóvenes  de nuestras parroquias estuvieron allí para traernos la LUZ DE BELÉN, Luz que ya se encuentra tanto en Madre de Dios y San Bartolomé y que el que lo desee puede llevarla a casa para que la luz de Cristo ilumine nuestro hogar.

El proyecto es una iniciativa de Scouts y Guías de Austria que, con la colaboración de Scouts de diferentes países de Europa y otros continentes, reparten la Luz de la Paz encendida cada año por un niño o niña austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén. La distribución de la Luz de la Paz a todos los países participantes se realiza desde Viena.

Allí, unas semanas antes de Navidad, se reparte la Luz a todas las delegaciones asistentes para que la hagan llegar a sus respectivos países con un mensaje de Paz, Amor y Esperanza. Posteriormente, los Scouts y las Guías la distribuyen por parroquias, hogares particulares, hospitales, residencias de ancianos, prisiones y otras asociaciones de sus respectivos pueblos y ciudades.

Este año, la Luz de la Paz llegó el 13 de diciembre a Teruel, donde la Asociación Diocesana de Escultismo de Ciudad Real la recogió, para más tarde, junto con la Delegación Pastoral de Juventud hacer entrega de la llama para que la Luz de la Paz de Belén permanezca encendida en nuestros corazones durante toda la Navidad recordando la luz que aportó Jesús a nuestras vidas.

luzdebelen

Anuncios